Buscar
  • Dra. Rocío Garrido

Sondaje lagrimal en bebés

Cuando un bebé desde el nacimiento presenta conjuntivitis de repetición y ojos llorosos hay que plantearse la posibilidad de que el conducto nasolagrimal esté obstruido.

El conducto nasolagrimal es la vía de desagüe de la lágrima desde el ojo a la nariz, en concreto en el meato inferior de la nariz. En ocasiones, no se produce esa comunicación por persistencia de la Membrana de Hasner, por lo que para permitir que la lágrima se elimine correctamente del ojo y no se produzca un estancamiento lagrimal que sería un caldo de cultivo para infecciones de repetición, habría que repermeabilizar ese conducto mediante el Sondaje Nasolagrimal.


Tras una serie de pruebas en consulta, se valora la posibilidad de resolver dicha obstrucción y en un procedimiento que dura apenas unos minutos, se suelen resolver un 90% de los casos.


No hay edad mínima para una valoración especializada y para intentar solucionar la obstrucción.


Posteriormente al tratamiento se pautarán unas gotas de antiinflamatorio y antibiótico hasta la revisión.


Sólo en caso de no resolver en ese primer procedimiento el problema, se pasaría a otro tipo de tratamientos quirúrgicos.

12 vistas
Puede pedir cita en: 

CLINICA 64

C/López Mora, 64. Bajo

Vigo (Pontevedra)

986 24 44 40

CLINICA SAN TELMO

C/Hermanos Maristas, 14. 

Tui (Pontevedra)

986 60 22 55

  • Facebook